El grabado sobre la piedra es lo que hoy conocemos con el nombre de Petroglifo

En Venezuela los encontramos diseminados prácticamente por todo el territorio: en las sabanas, en las altas montañas, en las orillas y en medio de los ríos, también en las selvas. Hay autores que indican que los petroglifos orientados o visibles a grandes distancias servían de guía a las tribus inmigrantes.  Para otros estas piedras pudieron ser límites territoriales prehistóricos, indicadores de sitios de reunión, representaciones cartográficas de primitivas rutas o indicadores de sitios funerarios. 

Se destacan en Venezuela petroglifos de inusitados grosor y profundidad de surcos (hasta 10 cms.) los cuales se encuentran bordeando el pie de monte andino en el estado Barinas en un área de 40 kms. de largo. En Barinas además de los estados Falcón y Bolívar aparecen ejemplares en los que el dibujo resalta en alto relieve lineal en lugar del más común bajorrelieve de la mayoría de los petroglifos. En el estado Amazonas se encuentran murales de hasta 30 mts. de largo grabados a más de 50 mts de altura sobre inaccesibles laderas de piedra pulida. 

La literatura antropológica posee pocos casos en los que el significado de los petroglifos, signos anteriores a la escritura, hayan sido científicamente interpretados y confirmados. 

Venezuela posee la suerte de tener aún viva esta manifestación, al sur del Río Negro donde chamanes de antiguas etnias de origen Arawako aún la utilizan y la interpretan en ceremonias de iniciación masculinas y femeninas.


Volver
Inicio | Origenes y Trayectoria |  Areas de Especialización |  Patrimonio Cultural Arqueológico
Programas de Divulgacion |  Productos y Servicios |  Contáctenos |  Inglés